Tendencias
Cintilla de tendencias

Fltros antialcohol

Alerta Amber

Pueblo Yaqui

Garitas

Socorristas se la “rifan” sin importar las dificultades

Alejandro Amarillas Hernández, socorrista de Cruz Roja Nogales, señaló que la contingencia sanitaria del Covid-19 representa una lucha constante para los trabajadores del Sector Salud.

Avatar del

Por Manuel Jiménez

Alejandro Amarillas Hernández, socorrista de Cruz Roja Nogales, señaló que la contingencia sanitaria del Covid-19 representa una lucha constante para los trabajadores del Sector Salud.

Alejandro Amarillas Hernández, socorrista de Cruz Roja Nogales, señaló que la contingencia sanitaria del Covid-19 representa una lucha constante para los trabajadores del Sector Salud.

NOGALES.-La pandemia ha representado una etapa difícil, de dolor y sufrimiento para miles de familias y al frente de la batalla hay cientos de socorristas y trabajadores que se la han “rifado” para servir a la ciudadanía.

Alejandro Amarillas Hernández, socorrista de Cruz Roja Nogales, señaló que la contingencia sanitaria del Covid-19 representa una lucha constante para los trabajadores del Sector Salud.

“El estar día a día al frente de la primera línea de batalla contra el Covid-19 es algo difícil pero satisfactorio cuando se hace por vocación, y hoy ya en esta etapa de la pandemia nos toca ser colaboradores en las jornadas de vacunación.

“Al momento de trasladar a una persona contagiada nunca sentimos temor porque nos preparamos para este tipo de contingencia, pero sí fue un cansancio emocional extraordinario que afortunadamente se está superando”, dijo.

No sólo personal médico, enfermeras o socorristas son héroes sin capa, también están los trabajadores de intendencia en hospitales y centro de urgencias donde con valor han servido también decenas de personas.

Gloria Lewis Pelayo, de 59 años de edad, tiene cinco años trabajando como encargada de limpieza en las instalaciones de la Cruz Roja, donde ha convivido muy de cerca con el sufrimiento que generan los contagios del Covid-19.

“Ha sido muy difícil, muy duro este año de pandemia, pero mis muchachos (socorristas) son unos guerreros, son encantadores y siempre que salen a un servicio yo les deseo mucha suerte porque son admirables.

“Por unos días me pararon en el trabajo porque sí me sentía un poco mal de salud, pero aquí en la Cruz Roja me cuidan mucho, me protegen y gracias a Dios no pasó a mayores y aquí estoy de regreso”, comentó. Otro paramédico que vivió en carne propia los estragos de la pandemia fue Saúl Adrián Arias Gastelo, quien en el mes de junio del 2020 fue contagiado y padeció afectaciones de pulmón y otros malestares que pudo superar.

“Fue duro poder superar y salir del contagio, pero afortunadamente lo logramos y para mí es muy gratificante poder seguir con mi vocación de servicio que es ayudar a las personas que nos necesitan”, mencionó.

En cada grupo de auxilio y en los hospitales hay personas como Alejandro, Saúl o Gloria, que de manera diaria y durante toda la pandemia han expuesto sus vidas por amor a su trabajo y por seguir con la vocación de servicio.

En esta nota

Comentarios