Tendencias
Cintilla de tendencias

Fltros antialcohol

Alerta Amber

Pueblo Yaqui

Garitas

Cotorros argentinos, plaga difícil de ‘mandar a volar’

Esta especie se arraigó en Hermosillo y el resto del Estado; las consecuencias de su llegada empiezan a convertirse en un gran problema.

Avatar del

Por JORGE LÓPEZ

Los cotorros argentinos se arraigó en Hermosillo y el resto del Estado(GH)

Los cotorros argentinos se arraigó en Hermosillo y el resto del Estado | GH

HERMOSILLO, Sonora.- Los pericos monjes o cotorros argentinos son una especie exótica y representan un grave peligro para el ecosistema de Sonora, ya que son invasivos, agresivos y acaban con las especies nativas, y son considerados una plaga para el ecosistema sonorense, coincidieron los expertos.

El biólogo Carlos Hugo Alcalá Galván, quien también es profesor de investigación de la Universidad de Sonora, explicó que esta especie se arraigó en Hermosillo y en el resto del Estado hace aproximadamente diez años y se considera una especie exótica.

Esto es, porque al prohibir la venta de los pericos verdes mexicanos por encontrarse en peligro de extinción, los vendedores de estos animales introdujeron al mercado los cotorros importados de Argentina.

Pericos monjes o cotorros argentinos son una especie exótica y representan un grave peligro para el ecosistema de Sonora. | GH

Es muy probable, dijo, que uno varios ejemplares que estaban en cautiverio fueron liberados y se fue reproduciendo en el ecosistema, ya que su tasa de reproducción es muy alta, pero al no pertenecer al ecosistema de Sonora, en vez de beneficiar le causa un daño.

A parte de que fue avanzando la colonización de esta especie y van ocupando terreno, son muy agresivos en cuanto a áreas de ocupación, son agresivos en comportamiento, desplazan a especies nativas, se alimentan mejor y, aparte, tienen tasas de reproducción más altas”, agregó.

Maribel Pallanez Murrieta, profesora de la licenciatura de Ecología de la Universidad Estatal de Sonora (UES), explicó que las especies nativas tienen una función ecológica, y en el caso de las aves, tiene que ver con la dispersión de las semillas.

Las aves van, comen las semillas maduras y las degradan un poco con sus enzimas y demás, con la masticación y luego van y las agregan a un ambiente fértil, que son las excretas para que estos arbolitos puedan crecer. “Resulta que las cotorras argentinas se están comiendo las semillas, pero verdes, no las dejan que maduren, como la péchita del mezquite, la consumen verde y el mezquite, que es especie nativa, evita que pueda desarrollarse”, enfatizó.

Además de afectar a la flora de la región, añadió, también compiten con las aves nativas, por lo que los cotorros argentinos representan un grave problema para el medio ambiente de la ciudad y del Estado, y son considerados como una plaga.

Expertos señalan que cotorros argentinos representan un grave problema para el medio ambiente de Sonora. | GH

OTRAS ESPECIES INVASORAS

Carlos Hugo Alcalá Galván, especialista en manejo de fauna silvestre y agostaderos, indicó que Hermosillo, no sólo cuenta con una especie invasora como el cotorro argentino sino también otros animales exóticos que fueron liberados y que han generado problemas desde hace algún tiempo.

Uno de ellos es el “pichón”, el cual transmite más de 30 enfermedades a las plantas y animales nativos.

También, la paloma turca, de collar, como el gorrión inglés, son especies exóticas que están haciendo daño a las especies nativas. “Algo similar pasó con la tortuga de labio rojo, la cual seguramente era una mascota de alguna persona, luego crecen, sale caro alimentarla, emite malos olores y van, ahí la tiran a un lugar lejano; luego se reproducen”, apuntó.

LO QUE PROPONE

La postura de los expertos sobre qué se debería de hacer para controlar la natalidad de los cotorros argentinos y que no sigan alterando el ecosistema del Estado, es diversa, ya que, mientras para unos la solución es exterminarlos por completo, otros creen que no funcionaría.

Alcalá Galván, investigador de la Unison, señaló que en España el problema con los cotorros argentinos es aún mayor, ya que no pudieron controlar a tiempo la reproducción masiva y han tenido que invertir fuertes cantidades de dinero porque ha afectado a la salud humana. 

En Madrid, España, ya tienen problemas de riesgos a la salud humana. Estos periquitos hacen colonias reproductivas muy grandes y forman nidos conjuntos, que algunos pesan más de 200 kilos y les han caído encima a la gente.

Mi opinión es que deberían de erradicarse”, apuntó, “antes de que llegásemos a tener problemas muchos más serios como ya tienen en algunas ciudades de Europa”.

La preocupación en dichas ciudades va más allá del daño ecológico que la especie exótica ha causado en el ecosistema sino que, además, están afectando al ser humano.

Más allá del daño ecológico que los pericos argentinos ha causado en el ecosistema, están afectando al ser humano. | GH

NO HAY SOLUCIÓN

La profesora investigadora de la UES, Maribel Pallanez, cree que ya no hay una solución y exterminar a las aves, ya sea con armas de fuego, veneno o cualquier otro método, sería en vano, lo que hay que hacer es evitar que se siga propagando.

Honestamente, yo no veouna solución”, externó, “sonespecies que ya se han distribuido mucho, son especiesque están adaptadas y adaptándose a nuestros ambientesy es muy complicado el podercontrolarlas”.

Una de las propuestas que hizo la profesora de Ecología es que se realice una investigación seria sobre cuál es el comportamiento poblacional de la especie y blindar a las especies nativas para que no las erradiquen por completo.

Cotorros argentinos son considerados como una plaga. | GH

EL PROBLEMA ES...

Carolina Araiza, activista animalera e integrante de la organización “Pata de Perro”,resaltó que el origen de todo este problema es la permisión de los gobiernos que han permitido el tráfico de animales en el País y que hoy se está saliendo de control.

Desafortunadamente la irresponsabilidad del humano ha causado este desequilibrio”, afirmó.

El tráfico de especies ha ocasionado este descontrol en las diversas poblaciones de animales”, externó, “tanto como estos pericos como las especies que se ven afectadas”.

Los denominamos plagas”, dijo, “pero en realidadsomos nosotros la especiemás letal e invasora”.

Lamentó que en muchos países la solución haya sido el exterminio de las aves, ya que, a su parecer, no es la solución, porque el tráfico de animales seguirá si no se controla ese delito.

En esta nota

Comentarios