Tendencias
Cintilla de tendencias

Bloqueos en Hermosillo

Lluvias en Sonora

Uriel Alexis

Garitas

Crisis del Agua en Hermosillo: La presa Abelardo L. Rodríguez quedó seca por primera vez en 1997

Ni el espejo de agua de hace unas semanas se observó en la presa Abelardo L. Rodríguez, que se quedó de nuevo seca como ocurrió en 1997 y años posteriores, ante la falta de lluvias

Por Jorge A. López

Crisis del Agua en Hermosillo: La presa Abelardo L. Rodríguez quedó seca por primera vez en 1997(FOTOS: TEODORO BORBÓN)

Crisis del Agua en Hermosillo: La presa Abelardo L. Rodríguez quedó seca por primera vez en 1997 | FOTOS: TEODORO BORBÓN

HERMOSILLO, Sonora.- La primera vez que la presa Abelardo L. Rodríguez se secó fue en el año de 1997, a partir de que la presa El Molinito se construyó, ya que la poca agua que le podía entrar a la presa de Hermosillo se quedó en la del ejido El Molino de Camou, reveló Ignacio Lagarda Lagarda, cronista de Hermosillo.

Explicó que el problema de desabasto de agua históricamente ha sido mayor en la zona Norte de la ciudad, ya que es la parte más alta, donde la presión del agua no es tan buena como en otras partes de la capital del Estado.

El también especialista en recursos hidráulicos resaltó que hace 25 años cuando la presa Abelardo L. Rodríguez se quedó sin agua, no fue la primera vez que los hermosillenses experimentaron problemas con el agua.

Indicó que en 1976 se registró una sequía considerable en la ciudad y las colonias del Norte se enfrentaron a la misma situación que se está viviendo actualmente.

El 76 hubo una crisis muy fuerte, igual, entonces, en la parte Norte donde es la parte alta de la ciudad y es donde la presión del agua no llega hasta arriba y es cuando hay falta de agua.

“El sistema de agua en ese tiempo”, agregó, “fue lo que se llama sectorizar la distribución del agua; lo que se llama sectores hidrométricos”.

Explicó que existen distintas fuentes de abastecimiento, ya sean pozos o presas, y el recurso hídrico se bombea hacia los tanques de regulación que se encuentran en las partes altas de los cerros (conocidos como pilas) y de ahí se distribuyen a los diferentes sectores de la ciudad.

Pero algunas colonias del Norte están en zonas muy altas, que la presión del agua es mínima o nula, ya que no hay tanques de distribución que estén más altos que cierto sector de la ciudad y el problema se resolvería cuando se construya el “Ramal Norte”.

Lagarda Lagarda explicó que no es más que un tubo de grandes dimensiones que será instalado en el área posterior de la presa Abelardo L. Rodríguez y saldría al final de la calle Reforma, y abastecería de agua a la zona Norte de la ciudad.

La presa hoy luce desolada como parte de los efectos de la sequía ante la falta de lluvias
En esta nota

Comentarios