Tendencias
Cintilla de tendencias

Meningitis

Puente El Quelite

Kirstie Alley

Juan Soler

¿Puede una ciudad de madera de Finlandia ser la respuesta al cambio climático?

Las empresas constructoras de Finlandia están usando cada vez más madera, en lugar de concreto y acero, en un esfuerzo por alcanzar la neutralidad de carbono.

Avatar del

Por Maddy Savage - BBC News, Helsinki

BBC News | Mundo
Escuela preparatoria en construcción
Maddy Savage
Esta escuela es parte del esfuerzo de Finlandia para usar más madera en la construcción.

El comedor de una nueva escuela preparatoria en Helsinki huele a un frondoso bosque de pinos, y no se trata de un desodorante ambiental.

Lo que ocurre es que la mayor parte del edificio de cinco pisos fue construida con madera.

La escuela será completada el próximo año, pero los paneles de madera lisa ya revisten muchas de las paredes interiores.

También se utilizó madera en las estructuras de carga, para soportar los techos entre los pisos y como revestimiento en el exterior.

"Es una opción más sostenible", dice Miimu Airaksinen, ingeniera y vicepresidenta de desarrollo de SRV, la empresa constructora finlandesa a cargo de la escuela.

"Pero también estamos trabajando con madera porque es un material agradable y a la gente le gusta".

El proyecto es parte de una tendencia creciente en la industria de la construcción finlandesa.

Los promotores inmobiliarios están cambiando cada vez más los materiales más comunes, como el hormigón y el acero, en favor de la madera.

La tendencia está vinculada a los ambiciosos esfuerzos del país para lograr la neutralidad de carbono para 2035 y convertirse en la principal economía circular de Europa.

Con tres cuartas partes de la tierra en Finlandia cubierta por bosques, la madera es un material fácilmente disponible aquí, aunque necesita ser reforzada para usarse en edificios altos y medianos.

Miimu Airaksinen
Maddy Savage
La madera es práctica y estéticamebte agradable, dice la ingeniera Miimu Airaksinen.

En Finlandia, donde son comunes las casas de campo de madera y las cabañas de verano, hay menos preocupación pública por los incendios que en otras partes del mundo que están menos acostumbradas a usar madera como material de construcción.

SRV aún enfrenta dudas sobre la inflamabilidad de este material, especialmente en edificios más altos.

Sin embargo, hay mucha evidencia de que la madera laminada cruzada (CLT, por sus siglas en inglés) funciona bien en incendios, afirma Airaksinen, ya que está diseñada para soportar altos niveles de calor y puede colapsar más lentamente en comparación con el concreto.

En el sitio de construcción de la escuela preparatoria, el equipo de Airaksinen está ocupado cortando tablas de CLT, que se producen uniendo capas de paneles de madera en ángulo recto.

"Estás haciendo que la madera sea más rígida, y eso la hace mucho más fuerte", explica.

Los derivados de la madera, como la CLT, tienen una variedad de beneficios ambientales, que incluyen ser mucho más livianos que muchos materiales de construcción, por lo que se necesita menos maquinaria pesada y energía durante la construcción.

Los edificios también pueden completarse más rápido ya que no hay una fase de secado como ocurre con el hormigón.

Además, los edificios de madera en realidad eliminan más dióxido de carbono de la atmósfera del que emiten; pueden retener el carbono que los árboles absorben de la atmósfera durante cinco o seis décadas. Por el contrario, el acero y el hormigón dejan enormes huellas de carbono.

"Realmente puede ayudarnos con el cambio climático", indica Ali Amiri, investigador de edificios sostenibles en la Universidad Aalto, cerca de Helsinki, y ex ingeniero civil.

"Si hacemos una comparación de los edificios de madera con otros edificios como los de hormigón o el acero o incluso los edificios de ladrillo, [la madera tiene] entre un 20 y un 30% menos de emisiones de gases de efecto invernadero. Así que esta es una muy buena noticia".

Ali Amiri
Maddy Savage
Usar más madera podría reudicr significativamente la huella de carbono es lo que apoya Ali Amiri.

Según la investigación de su equipo, si el 80% de los nuevos edificios residenciales en Europa fueran de madera, podrían almacenar hasta 55 millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

Eso equivale a casi la mitad de las emisiones anuales de la industria cementera del continente.

Los derivados de madera como la CLT se han utilizado en Europa desde la década de 1990, pero han tenido un resurgimiento en Finlandia gracias a un programa de construcción con madera respaldado por el gobierno, diseñado para garantizar que el 45% de los edificios públicos usen madera como material clave para 2025.

Los promotores pueden solicitar subvenciones y obtener ayudas para tareas como la adquisición y la comunicación de riesgos.

"Creo que todas las empresas [aquí] están haciendo edificios de madera hoy en día", afirma Airaksinen. "Hay presión por la sostenibilidad".

En la escuela preparatoria se utilizan placas de yeso, que están hechas de piedra caliza y no son inflamables, para agregar una capa adicional de protección en las paredes interiores de los pisos superiores.

"Tenemos que tomarnos en serio la seguridad contra incendios", señala Airaksinen. "También hicimos muchas simulaciones sobre la evacuación y la durabilidad en caso de que haya un incendio".

La popularidad de la madera también se está expandiendo en el sector privado. Los datos de la Federación de Industrias de la Madera de Finlandia sugieren que ya es un material clave en el 4% de los apartamentos y el 16% de los edificios comerciales.

La sede del gigante de videojuegos finlandés, Supercell
Maddy Savage
La sede del gigante de videojuegos finlandés Supercell está en Ciudad de Madera de Helsinki.

En el centro de la ciudad de Helsinki hay incluso un nuevo barrio, Ciudad de Madera, con cientos de apartamentos de madera nuevos.

También es el hogar de la sede del gigante finlandés de videojuegos Supercell, donde enormes personajes de madera tallada y espectaculares paneles crean un área de recepción impactante.

Allí la madera recubre las paredes de ocho pisos de oficinas de espacio abierto, cafés e incluso salas de siesta.

La empresa de ciberseguridad WithSecure está en proceso de construir una nueva oficina al lado, en colaboración con SRV y Stora Enso, un importante productor finlandés de derivados de madera.

Y, quizás lo menos sorprendente, en un país donde a la gente le encanta sudar, una de las actividades de ocio más populares de Helsinki es un complejo con una gigantesca sauna y restaurantes de madera.

Inaugurado en 2016, el complejo Löyly ha ganado múltiples premios mundiales por su llamativa estructura de madera en forma de manto, que permite a los visitantes subir a la terraza de su techo inclinado.

El complejo de sauna Löyly
Maddy Savage
El complejo de sauna Löyly es uno de los lugares de ocio más populares de Helsinki.

Grupos ambientalistas como WWF han expresado su preocupación de que al aumentar la construcción de edificios de madera se podría ejercer demasiada presión sobre los bosques del planeta.

"Desde una perspectiva climática, es una buena manera de almacenar carbono, pero por otro lado estamos aumentando el nivel general de consumo de recursos naturales", indica Mai Suominen, una de las principales expertas en bosques de WWF.

"Porque obviamente también necesitamos otros productos a base de madera, como papel o material de embalaje, [y] si planeamos aumentar otra producción, estamos aumentando el nivel de tala".

Las empresas productoras de madera de Finlandia se han comprometido a replantar áreas taladas de manera sensible y sostenible. Sin embargo, Suominen argumenta que todavía existe el riesgo de una menor biodiversidad si la producción aumenta en el futuro, lo que podría tener un impacto tanto en los animales como en los humanos.

"Después, los procesos de los bosques en algún momento colapsan y no son tan flexibles para responder a las condiciones ambientales cambiantes causadas por el cambio climático. Nos enfrentaremos a más lluvias, más sequías y plagas de insectos".

Mai Suominen
Maddy Savage
Mai Suominen cree que el aumento en la producción de madera treaerá problemas.

La experta en sostenibilidad Nani Pajunen, del Fondo de Innovación de Finlandia Sitra, está de acuerdo en que es importante que las empresas de construcción en Finlandia y otros países no se suban al carro de la tendencia de los edificios de madera en un esfuerzo por parecer más ecológicos.

Ella argumenta que es más importante que las empresas realicen evaluaciones amplias de la huella de carbono de sus procesos de producción y los diferentes potenciales de los ciclos de vida de los materiales.

Por ejemplo, otras innovaciones recientes diseñadas para mejorar la sostenibilidad en el sector, como el hormigón y el acero reciclables, podrían ser más duraderas que la madera en proyectos a gran escala, como bloques de apartamentos muy altos, lugares públicos o puentes.

"No es una cuestión de blanco o negro sobre qué [materiales] son correctos e incorrectos", argumenta. "Se trata de la actitud. Tienes que pensar, si eres ingeniero en el sector de la construcción, cómo usar los materiales de una manera más sostenible".

A pesar de las preocupaciones ambientales, el sector de las construcciones de madera está creciendo, y otros países nórdicos, Alemania, Canadá y EE. UU., en particular, han aumentado su producción en los últimos años.

La empresa de investigación de mercado Fortune Business Insights valoró recientemente el mercado de la CLT en US$806 millones y pronosticó un crecimiento del 14 % para 2028.

A raíz de la guerra de Ucrania, que aumentó el costo global del acero y la energía, Amiri dice que su equipo de investigación también notó un aumento en las consultas de empresas y estrategas de todo el mundo.

Si bien Amiri predice que la construcción de edificios de madera "definitivamente aumentará" en Europa y América del Norte en los próximos años, señala que construir con derivados de madera para proyectos de varios pisos sigue siendo "un poco más caro" que usar materiales más comunes.

Esto, argumenta, podría hacer que sea más difícil persuadir a los países con acceso a hormigón y acero baratos para que cambien de dirección.

De vuelta a los montacargas y las excavadoras que continúan transformando el sitio de construcción de la escuela de SRV, Airaksinen señala que prevé que el sector de la construcción de madera aumente junto con el desarrollo de nuevos materiales bajos en carbono.

"Nos estamos enfocando en la construcción de edificios sostenibles y edificios de ciclo de vida inteligente", indica. "Ese es el futuro".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

bbc news | mundo - footer
En esta nota

Comentarios