Tendencias
Cintilla de tendencias

Ovnis en EU

Plazas de médicos

Nodal y Belinda

Desaparecidos en México

Exsuegra de Inés Gómez Mont pide ver a sus nietos: "queremos verlos y abrazarlos"

Hasta el momento se desconoce el paradero de la conductora de televisión y su familia 

Avatar del

Por EL UNIVERSAL

Hasta el momento se desconoce el paradero de la conductora de televisión y su familia (Instagram)

Hasta el momento se desconoce el paradero de la conductora de televisión y su familia  | Instagram

MÉXICO.- Silvia Bravo, quien es conocida también como Tita, madre del empresario Javier Díaz, exesposo de Inés Gómez Mont, habló de la situación que viven como familia y del sentimiento de tristeza que los afecta, pues desde hace 7 años no ve a sus cuatro nietos: Inesita, Javier, Bruno y Diego, quienes actualmente se encuentran desaparecidos, luego de que la conductora de televisión y su actual esposo, Víctor Manuel Álvarez Puga, son prófugos de la justicia y se desconoce su paradero.

La Fiscalía General de la República dio a conocer que ya obtuvo la orden de aprensión contra Inés y Víctor Manuel, quienes son acusados de lavado de dinero, malversación de fondos públicos y defraudación fiscal, entre otros delitos.

Tras este escándalo que ha sacudido a su familia, a la sociedad mexicana y que se ha convertido en noticia mundial, Tita Bravo dijo que espera un milagro y que se cumpla la justicia divina para que puedan ver a los cuatro niños. Además, deseó que su exnuera arregle su situación legal.

En entrevista con "Clase" de EL UNIVERSAL, la exsuegra de Inés Gómez Mont, de 68 años, reveló que tuvo Covid-19 y que ya se encuentra mejor. "Afortunadamente ya me encuentro mejor de salud, ya que en el 2021 me contagié de la Covid-19 y la pase muy mal, ahora ya tengo más estabilidad en mi cuerpo, tenía poca fuerza en mis piernas, me temblaban o se me doblaban por consecuencia de haberme contagiado, pero ya después de casi un año estoy recuperada", contó TIta.

"Y ahora que fue mi cumpleaños 68 el pasado 18 de enero, lo celebré con gusto por el sentido de mi salud; sin embargo, sí tuve algo de nostalgia ya que seguimos sin poder saber de mis nietos, no sabemos en qué situación estén con su mamá", comentó consternada.

"Me hubiera encantado verlos y abrazarlos y que hubiéramos celebrado el cumpleaños juntos. Ellos fueron mi regalo de cumpleaños cuando nacieron, estábamos en casa celebrando un año más de vida cuando de pronto todos tuvimos que correr al hospital porque iban a nacer. Prácticamente terminamos celebrando mi cumpleaños en el hospital, hasta allá nos llevamos pastel, globos y flores, fue una noche muy agradable. [...] "Mi hijo Javier con su esposa Carla y mi nieto Santi me visitaron para felicitarme", Tita Bravo continuó compartiendo su sentir. "Él trata de estar tranquilo, pero en el fondo está muy inquieto por no saber de sus hijos… ".

"Mis hijas no viven en la ciudad, pero me llamaron y platicamos por video llamada, además de que me enviaron algunos regalos. Y por supuesto no podía olvidar el cumpleaños de mis nietos por eso publiqué en mi Facebook un mensaje dedicado a ellos, sin su foto porque a mi hijo no le gusta que haya imágenes de ellos", comentó.

"Mi hija Tania me hizo llorar con el mensaje tan emotivo que le escribió a sus sobrinos, lo hizo tan lindo que hasta le comenté que debería ser escritora también. No me comentó nada de sus intenciones de publicar el mensaje, de repente al abrir sus redes lo vi en sus historias y me emocioné mucho. Vivimos esperanzados de que en algún momento todos lleguemos a tener paz y tranquilidad de saber dónde están los trillizos, que estén bien, así como poder volver a verlos, todo esto que ha surgido es tan complicado" expresó consternada.

Este fue el mensaje que escribió

"Hoy 18 de enero cumplen años mis adorados nietos, Javier, Bruno y Diego, les deseo que tengan un feliz cumpleaños donde quiera que estén… Qué casualidad también es mi cumpleaños, ya los quiero ver, besos, atentamente su abuela Tita Bravo".

En medio de este escándalo político y de justicia, la socialité dijo que de ninguna forma Inés se ha puesto en contacto alguien de la familia Díaz, comentó desconocer por qué la conductora los odia y reiteró que a nadie le gustaría estar en sus zapatos.
Aseguró que desconocen el paradero de Inesita, Javier, Bruno y Diego.

"En lo personal pienso que están llegando a un acuerdo con las autoridades, deben de estar negociando y al final van a quedar libre de pecados y no pasa nada" dijo Tita.
"Depende de las layes de México lo que decidan y no pasa nada. Por lo pronto les mandaría de mensaje a los niños que los extraños, ya pasó mucho tiempo que no los vemos y queremos verlos y abrazarlos, lo que pasa es que ellos no decidían si nos podían ver, era solo la mamá y eso es manipulación. Para mí es horrible que no se les permita ver tanto al papá como a la mamá a sus hijos cuando estén separados".

Por otra parte, Tita Bravo comentó que estaba planeando celebrar este cumpleaños 68 como una típica fiesta de 15 años, con vestido, chambelanes y su vals. Sin embargo, debido a que volvió a una cuarta ola de contagios en el país, prefiero posponerla.

"Una ocasión fui con el diseñador Gusttavo Mata a un evento en un salón ubicado en Garibaldi y ahí fue cuando se me ocurrió de hacer la celebración de mi cumpleaños como una típica fiesta de 15 años, solo que las circunstancias de salud provocadas por la pandemia me obligaron a posponerla. Mata me iba a hacer mi vestido que luciría al bajar las escaleras dentro de un cascaron de huevo y abajo me iban a estar esperando mis chambelanes vestidos de cadetes" compartió la mamá de Javier Díaz.

"No voy a quitar el dedo del renglón y cuando la haga voy a invitar a mis hijas, a las hijas de los otros matrimonios de mi exesposo, a él y a su primera esposa Paty a quien quiero mucho y a su actual esposa Quely, quien es hermana de Ana Bárbara. A mi hijo Javier no porque no creo que vaya, él nunca ha puesto un pie en Garibaldi, tampoco a ninguno de la familia les he contado porque siempre los sorprendo y esta será una gran sorpresa para todos".

Tita aseguró que no tuvo fiesta de 15 años como tal, ya que durante su infancia no vivía en México, pero cuando regresó se fue con su mamá y unas amigas a un bar de Acapulco a celebrar su cumpleaños. En ese tiempo ese tipo de celebraciones se le hacían ridículas, pero ahora tiene ganas de celebrarlo con un gran festejo.

En esta nota

Comentarios