GA4 - Google Analitycs
Tendencias
Cintilla de tendencias

Genaro García Luna

María Ángela

María Elena Ríos

Shakira

La Copa del Mundo de Qatar está poniendo en el foco la misoginia en todo el mundo

La ley de Qatar sustenta un sistema profundamente patriarcal. El sexo fuera del matrimonio está prohibido y las mujeres qataríes solo pueden casarse con el permiso de un tutor masculino.

Avatar del

Por The Conversation

IMAGEN DE ARCHIVO. Aficionados de Ecuador animan antes de un partido de la fase de grupos durante la Copa Mundial de la FIFA 2022 entre Qatar y Ecuador en el estadio Al Bayt, Al Khor, Qatar. 20 de noviembre de 2022. Crédito: Danielle Parhizkaran-USA TODAY Sports

IMAGEN DE ARCHIVO. Aficionados de Ecuador animan antes de un partido de la fase de grupos durante la Copa Mundial de la FIFA 2022 entre Qatar y Ecuador en el estadio Al Bayt, Al Khor, Qatar. 20 de noviembre de 2022. Crédito: Danielle Parhizkaran-USA TODAY Sports

QATAR.-Una de las preguntas fundamentales relacionadas con la Copa del Mundo de 2022 organizada por Qatar es qué mensaje da esto a las mujeres y niñas de todo el mundo. La FIFA pretende defender los derechos humanos. Sin embargo, su decisión, en 2010, de otorgar la sede del torneo de 2022 a Qatar no estuvo exenta de controversia.

En los 12 años transcurridos desde entonces, estos problemas solo se han intensificado. El tratamiento de los trabajadores migrantes durante el período previo al evento ha atraído una atención continua, al igual que la forma en que las leyes locales contravienen los derechos LGBTQ+ y los derechos de las mujeres.

La misoginia, un desprecio y odio sexista hacia las mujeres, tiene como objetivo mantener a las mujeres en una posición más baja que los hombres dentro de una sociedad patriarcal. Con la discriminación contra la mujer consagrada en la ley de Qatar, que, entre otras cosas, no tipifica como delito la violencia doméstica o la agresión sexual, la misoginia se transmite a través de las televisiones de todo el mundo, a través de la Copa Mundial de fútbol masculino de 2022.

 Aficionados de la selección de fútbol de Gales en el partido del Grupo B del Mundial de Qatar 2022 disputado contra Irán en el estadio Ahmad Bin Ali de Al Rayyan, Qatar, el 25 de noviembre de 2022. REUTERS/Carl Recine
 Aficionados de la selección de fútbol de Gales en el partido del Grupo B del Mundial de Qatar 2022 disputado contra Irán en el estadio Ahmad Bin Ali de Al Rayyan, Qatar, el 25 de noviembre de 2022. REUTERS/Carl Recine

 Mujeres en Catar

La ley de Qatar sustenta un sistema profundamente patriarcal. El sexo fuera del matrimonio está prohibido y las mujeres qataríes solo pueden casarse con el permiso de un tutor masculino.

Este controvertido sistema de tutela masculina también da forma a la capacidad de las mujeres para estudiar, conducir y viajar. Los hombres tienen el derecho incuestionable de divorciarse, pero los motivos por los que una mujer puede solicitar el divorcio son limitados. Se espera que las esposas obedezcan a los maridos y se considera que su prioridad es hacer el hogar.

Las mujeres no pueden transmitir la nacionalidad a sus hijos, como pueden hacerlo los hombres, ni pueden ser el principal cuidador de sus hijos en caso de divorcio o de muerte de su marido. Las mujeres beneficiarias solo obtienen la mitad de cualquier herencia que reciban sus hermanos.

Se pide a las mujeres que presenten prueba de matrimonio para recibir atención prenatal y de salud sexual. Y tienen que cumplir con un estricto código de vestimenta.

Fundamentalmente, la violencia doméstica y la violación no están penalizadas. Si bien la ley de familia prohíbe la agresión moral o física por parte de los esposos contra las esposas, denunciar el abuso doméstico o la violencia sexual está mal visto, ya que se considera que avergüenza a la familia.

Tanto la falta de enjuiciamiento por violencia doméstica como la culpabilización de la víctima que rodea la agresión sexual apuntan a posibles riesgos para cualquier mujer que asista a la Copa del Mundo. Las investigaciones muestran que las mujeres enfrentan un mayor riesgo de agresión sexual en cualquier torneo deportivo importante. También muestra, en el Reino Unido, el aumento de la violencia doméstica en torno a los partidos de la Copa del Mundo y otros grandes torneos deportivos.

Mujeres en la Copa del Mundo

Los informes han destacado que este mayor riesgo ya ha provocado que muchas mujeres no quieran viajar a Qatar para la Copa del Mundo. Esto, en sí mismo, es discriminatorio.

Se recomienda a aquellos que se dirijan a Doha que sigan un estricto código de vestimenta. La posición de la FIFA al respecto no está clara. Establece que las personas que asisten a los partidos pueden usar lo que quieran, pero también que deben respetar las leyes locales. Cuando están en público, se espera que las mujeres en Qatar se cubran. Deben renunciar a la ropa ajustada y no mostrar el escote, las rodillas ni los hombros, y contravenir estas reglas puede resultar en prisión o multas.

Los consejos oficiales para viajeros publicados por el gobierno del Reino Unido también cubren leyes estrictas contra las relaciones fuera del matrimonio. Hay múltiples casos de visitantes que son castigados por ser vistos en contravención de estas leyes. En junio de 2021, una funcionaria mexicana del mundial denunció que fue agredida sexualmente. Como resultado de esto, fue acusada de sexo extramatrimonial, lo cual va en contra de las leyes de Qatar, en lugar de ser vista como víctima de violencia sexual. Esto la vio amenazada con prisión y 100 latigazos.

Y en 2020, 13 mujeres australianas fueron sacadas a la fuerza, a punta de pistola, de aviones de Qatar Airways en tierra en Doha. Luego los obligaron a someterse a exámenes internos, sin su consentimiento, mientras los funcionarios buscaban a la madre de un bebé recién nacido que había sido encontrado en el aeropuerto.

Esta subordinación de la mujer está en conflicto directo con las leyes de derechos humanos. Las Naciones Unidas y la Convención Europea de Derechos Humanos afirman categóricamente que cualquier compromiso de los derechos de las mujeres contraviene las leyes internacionales de derechos humanos.

Se han logrado avances significativos en términos de derechos de las mujeres en todo el mundo en los últimos 25 años, sobre todo en la esfera del fútbol en sí. El fútbol femenino ha cobrado una enorme fuerza en los últimos tiempos, especialmente con el éxito de la selección femenina de Inglaterra al ganar la copa de Europa.

Al realizar la Copa del Mundo masculina en Qatar, y por lo tanto no sancionar la falta de progreso que ha tenido el país en materia de derechos de las mujeres, se da la impresión de que estos derechos son discrecionales. Sin embargo, prevenir la discriminación y la violencia contra las mujeres y las niñas nunca es opcional. Esto no es un problema cultural. Es una grave violación de los derechos humanos.

Artículo original publicado en The Conversation

En esta nota

Comentarios