Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Asesinato de Lourdes Maldonado

Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera

Alfredo Adame

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo


Sergio Sarmiento

El AMLOfest

Es difícil encontrar a alguien tan enamorado del micrófono como el presidente López Obrador

Por Sergio Sarmiento

"Eso es lo más importante de todo: La revolución de las conciencias. El cambio de mentalidad. Eso es lo más cercano a lo esencial, eso es lo más cercano a lo irreversible",

Andrés Manuel López Obrador.

            Es difícil encontrar a alguien tan enamorado del micrófono como el presidente López Obrador. No sólo dedica de dos a tres horas diarias a sus conferencias de prensa, realmente una prolongadísima serie de televisión, sino que ha presentado "informes de Gobierno" cada tres meses. El de ayer fue su duodécimo. Otros presidentes, más discretos, se han limitado a dar sólo seis informes por sexenio.

            En sus informes, y en las más de 700 mañaneras, AMLO ha dicho una y otra vez que "No somos iguales". Las prácticas a las que recurre, sin embargo, son muy similares o quizá peores que las del viejo PRI. Ayer sus simpatizantes llegaron desde temprano al Zócalo en cientos de autobuses fletados, un acarreo como los de los priistas de antaño, sólo que mayor. Alguien pagó por los autobuses y los alimentos de los casi 200 mil que llenaron la plaza mayor.

            El discurso del Presidente no cambia mucho en los informes y mañaneras. En los primeros utiliza un lenguaje más formal, pero siempre nos dice que el País va muy bien y que todos los problemas son responsabilidad del neoliberalismo, de los corruptos de antes y de la prensa y los intelectuales que se dejan comprar. En cambio, él y todo su gabinete se distinguen, en su visión, por su incuestionable integridad; por eso el País avanza, porque el principal mal del País, la corrupción, ya está erradicado.

            El Presidente mostró ayer confianza en que el País se recuperará pronto de la crisis económica porque "No nos endeudamos". Es cierto que el aumento de la deuda ha sido pequeño y el tipo de cambio se ha mantenido razonablemente estable. Es un argumento bastante conservador, pero coincido. No mencionó, sin embargo, que la inversión productiva ha caído a niveles históricamente bajos, lo cual pone en jaque el futuro desarrollo del País.

            El AMLOfest no sólo mostró un impresionante nivel de acarreo, sino también un abierto desdén a las precauciones de la pandemia. Hacer una reunión masiva en estas circunstancias es peligroso, pero permitir el ingreso sin mascarillas a un Zócalo retacado resulta irresponsable.

            El amor al micrófono puede incomodar a algunos, pero le ha funcionado muy bien al Presidente. A fines de noviembre AMLO registraba una popularidad de 58%, según Reforma. Es casi el mismo nivel de Ernesto Zedillo y Vicente Fox a mitad de sexenio, pero resulta extraordinariamente alto si consideramos el desplome económico, el pésimo manejo de la pandemia, el deterioro del sistema de salud y la inseguridad.

            Que el Gobierno reparta dinero a las familias pobres apuntala su popularidad. Una familia necesitada que recibe una beca para el hijo y un subsidio para el abuelo aplaudirá al Presidente, aunque se deteriore la economía.

La mejor arma del mandatario, empero, es su capacidad de comunicación. Los cientos de mañaneras y la decena de informes han logrado su cometido: Lo han convertido en una presencia constante. AMLO ha entendido las palabras de Carlos Salinas de Gortari, quien decía que "Gobernar es comunicar", pero también las de Maquiavelo, que escribía: "Todos ven lo que aparentas, pocos advierten lo que eres".

No importan mucho los errores. López Obrador es un hábil comunicador, mientras que la oposición carece de líderes con credibilidad. Eso es más que suficiente para apuntalar su popularidad.

La favorita

Ayer, en el enésimo informe de Gobierno, se reconoció primero la presencia de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y solo más tarde la de los miembros del gabinete, empezando por el secretario de gobernación, Adán Augusto López. Marcelo Ebrard fue mencionado bastante después. El Presidente sigue mandando señales sobre quién es su favorita.

Twitter: @SergioSarmiento

Comentarios